Blogia
Y usted que lo vea

ATENCION, OBRA MAESTRA

CUIDADO: QUIZÁ SE ME ESCAPE ALGUN SPOILER.

Javier Bardem esto, Javier Bardem lo otro. Que si le van a dar el Oscar por su papel en la peli de los Coen, que si no concede entrevistas a la prensa yanqui, que si está dando el salto a la meca del cine...

De eso es de lo que se ha hablado últimamente cuando se hablaba de No country for old men.

Pero, creo, a partir de su estreno, se tendría que hablar de otra cosa.

De que No es país para viejos es una OBRA MAESTRA, cine con mayúsculas, la mejor peli de los Coen y probablemente de las mejores cintas de los últimos años.

Ayer estuve en el cine viéndola y me quedé paralizado sobre la butaca, maravillado. Hacía años que una peli no me gustaba tanto. Hacía mucho tiempo que no sentía esa felicidad que se siente cuando se asiste a algo único y magnífico. Esa sensación de "dios se lo tengo que contar a todo el mundo, todos tienen que ver esto".

Y es que No country es una película tan redonda, tan bien escrita, tan genialmente rodada, que parece un manual sobre cómo hacer buen cine.

En primer lugar, se basa en un guión inteligente, tan cojonudamente escrito que apenas sí tiene diálogos (y no los necesita) Los personajes se definen por su acciones, en una sola escena ya sabes quién es y cómo actúa cada uno de ellos.

La mayor parte de la película mantiene un suspense basado en un elegante minimalismo. Un suspense tan bien llevado que no le hace falta recurrir ni tan siquiera a la música. 

Cada detalle del guión sirve para algo y está presentando de una forma portentosa y elegante, seduciendo al espectador.

En segundo lugar, la dirección es un auténtico alarde de elegancia.

Ya he dicho que es una peli minimalista. Con cuatro o cinco elementos combinados en plan "maestro", consiguen una efectividad narrativa que asombra. Es el más con menos elevado a la enésima. Y para conseguir algo así hay que tener muchísimo talento.

La persecución de Bardem a Josh Brolin (sí amigos, era el hermano mayor en los Goonies y aquí está que se sale) es una carrera angustiosa, un juego del gato y el ratón magistralmente contado. Cada uno de los personajes apenas dice nada en toda la película. Y los Coen consiguen que te los creas y que estés en tensión durante toda la película.

La moraleja de la película, que en el último cuarto de la cinta cobra más protagonismo la acción inicial, está insertada de manera brillante, sin pastiches ni textos vacíos y colados con calzador. El espíritu pesimista de la película la recorre de cabo a rabo y te acompaña en todo momento.

El reparto es sencillamente espectacular. Por supuesto, mención aparte merece Javier Bardem. A pesar de todos los tópicos que se han soltado, se sueltan y se soltarán, la actuación de Bardem no es que sea de Oscar, es que es para recordar. Es el mejor papel de toda su carrera. Está en absoluto estado de gracia. Consigue que su personaje te acojone sin decir una palabra. Solo con el rictus de su cara, sólo con una mirada, sólo con esa caracterización, con ese pelo de empollón gilipollas encima de una cara de psicópata homicida.

Tommy Lee Jones está, como siempre, mucho más que correcto. Y, como ya he dicho, Josh Brolin no sólo está a la altura, si no que me parece un auténtico descubrimiento.

Y es que todo en esta película es perfecto. Todos los que la han hecho parecían encontrarse en una estado de gracia a la hora de realizarla. Y al final, esa suma de talentos gigantescos, dan como un fruto una película para enmarcar.

Larga vida al cine, amigos.

P.D: Id a verla en versión original. Merece muchísimo la pena.

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres