Blogia
Y usted que lo vea

¿Acabará la campaña electoral?

El próximo domingo se celebran las elecciones generales y se supone que el día antes termina la campaña electoral.

Sin embargo, yo no las tengo todas conmigo.

Me parece a mí que la campaña seguirá y seguirá durante los próximos cuatro años. Hasta que lleguen otras elecciones y comience, oficialmente esta vez, una nueva campaña electoral.

Y es que parece que los políticos, más que dedicarse a lo que se supone que es su trabajo (es decir, hacer funcionar el país de la manera menos ridícula posible), se pasan el día criticando al contrario, diciendo lo buenos que son ellos y lo bien que lo hacen todo, y tirando anzuelos para que los futuros electores piquen y vuelvan a votarles.

La política, lejos de ser el oficio noble que es y debe ser, el oficio de servicio a los demás, se ha convertido en un espectáculo, muchas veces chusco y ramplón.

Ahora se hace política a base de salir en los medios.

Así, se construyen grandes edificaciones públicas (como las Ciudad de las Artes y las Ciencias de mi ciudad natal) que no sirven para nada más que para generar un gasto inútil y para que los amigos de los políticos de turno se llenen los bolsillos. O bien se organizan eventos estúpidos como el pasado Forum de Barcelona (hay muchos más casos) que tampoco se sabe para qué valen, excepto para que parezca que los políticos tienen grandes proyectos y son muy sesudos cuando en realidad son unos vendepeines sin ideas.

Parecen pensar: ey, es que si empezamos a hablar de cosas serias, a hacer política de verdad, a hablar de ideología, de programas, la gente se va a aburrir. Así que nada: dadles fuegos artificiales y eslogans fáciles de recordar.

Y luego se quejan de que la gente está desencantada con ellos.

Lo dramático de este país no es que su presidente sea malo. Es que el candidato es peor.

 

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres