Blogia
Y usted que lo vea

Al rico montón de mierda

 

El sábado pasado mi chica tenía cena de compañeros del cole y servidor decidió ir al cine para pasar el rato. Dentro de la espantosa cartelera del cine al que fui (exceptuando REC, pero no me apetecía pasar miedo a solas en el cine) me decidí por este cartelito.

No sabía absolutamente nada de la peli, pero me dije: qué diablos, démosle una oportunidad (aunque ya no la merezca) al Kevin Costner, aunque sólo sea porque en el pasado hacía buen cine.

Y me equivoqué.

Porque Mr. Brooks es un gran y humeante montón de excrementos, amigos. Sobre todo porque el guión parece escrito por un mono borracho, tuerto y esquizofrénico.

Para empezar el tal señor Brooks (Costner) tiene una especie de doble personalidad. O más concretamente una especie de amiguito invisible (William Hurt). El caso es que Costner quiere ser güeno-güeno pero Hurt no le deja y le dice que mate gente, ya ves.

Costner lleva dos años sin matar, pero qué coño, vuelve a casa y le dice a su esposa que va a su estudio (es que Costner se ha hecho millonario haciendo... !cajas de cartón!) donde, qué casualidad, tiene todo preparado para seguir cargándose a la gente. Lo que incluye un enorme horno que al parecer sólo usa para quemar las fotos que les saca a sus víctimas y un armario petado de botas negras y ropa del mismo color.

Por otro lado está Demi Moore, que es la poli que le perseguirá (bueno, pero tampoco mucho, la verdad) durante la peli y que, pobre, se está divorciando. Esto no importa demasiado hasta el final, pero bueno, el guionista ha pensado que así se pasa el rato con su historieta (la verdad es que es aburrida de narices)

Además hay un segundo killer, recién escapadito de la trena, quiere matar a la Demi.

Por si esto fuera poco, la hija de Costner deja los estudios porque (vaya por dios) se ha cargado a un tío en la Universidad.

Luego está el tío que le saca unas fotos a Costner cuando se carga a su primera víctima de la película. Que no sólo no le denuncia a la poli ni le hace chantaje, si no que le pide que quiere ir con él la próxima vez que mate a alguien. Vamos, que también quiere ser asesino en serie.

En fin, que la peli asesinos tiene. Eso sí.

Pero todo lo demás (estructura, suspense, tramas interesantes, buenos diálogos, situaciones creíbles) no.

Y además Kevin Costner se hincha a hacer el ridículo con su actuación. Claro que con el personaje que le han dado tampoco es raro.

En serio, tenéis que bajarnos este peli de Internet para ver lo mal hecha que está. No hay por donde cojerla. Incluye un final de "anda, pero si este final algo interesante ha resultado ser un sueño" que no tiene precio.

Básicamente la historia que realmente cuenta la peli se podría contar en 15 minutos. Todo lo demás es paja y de la mala.

Si queréis perder 6 euros mejor los tiráis a la papelera al salir de casa y así por lo menos no perdéis también el tiempo.

Como me pasó a mí.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres